VIAJE A CDMX

Conectar con los demás es inspiración. Y si aquellos con los que conectas son seres creativos como tú, con valores e intereses similares, la inspiración se multiplica. Esto fue lo que aprendí en mi viaje a la CDMX el pasado fin de semana, donde conecté con tres mujeres hermosas que me entregaron una joya de aprendizaje cada una con su propio ejemplo. 

El motivo del viaje fue visitar a mi amiga Ivonne, con quien viví en la universidad y a quien considero mi hermana, pues en diciembre pasado se convirtió en mamá y no había podido ir a conocer a su chiquita. Yo siempre he admirado a Ivonne por la ligereza con la que se toma la vida, es sumamente práctica y no se complica para nada la existencia. Es una mujer con sus prioridades extremadamente claras y a leguas se le nota la coherencia entre sus ideas y sus acciones. 

Al graduarse de la carrera se fue a la capital a estudiar la maestría y consiguió colocarse muy rápido en un súper puesto en una cadena importante de supermercados. Ustedes la imaginarán de traje sastre, tacones, portafolio, labios rojos y peinado impecable, pero mi amiga no es así, ella es la simplicidad personificada. Sus gustos son sencillos y eso se nota en su ropa, en su escaso maquillaje y en general, en lo poco que necesita para ser feliz: una canción de Luis Miguel en el radio y un café con un ser querido. 

Ivonne, la mujer de mi generación más independiente que yo conozco, se casó y tuvo a su nena en el ocaso de sus treintas. Se tomó su descanso en el postparto y cuando volvió al trabajo llevó a su hija a la mejor guardería que encontró. Platicamos mucho sobre estilos de maternidad y, aunque dice que le gustaría estar más tiempo con su hija, tiene muy claro que ella quiere trabajar y que su hija la vea así, independiente y realizada, porque a final de cuentas es lo que quiere también para ella. Su beba es una niña amada, está rodeada del cariño de sus padres y al llegar a casa las tías se pelean por abrazarlas. Me sorprendió muchísimo que es una nena súper tranquila y serena, pero sí de un carácter fuerte con el que consigue lo que necesita. Igualita a ti, Ivonne. 

La joya que me regaló mi amiga fue el recordatorio de que las madres somos siempre lo mejor que podemos ser y que no hay estilos de maternidad mejores o peores que otros. Cada niño tiene justo la madre que necesita. Si acaso hubiera algo que sí está de más, eso sería la culpa, que incluso a veces es necesaria para replantearnos nuestras prioridades pero de la que enseguida debiéramos despedirnos con la confianza de que hacemos siempre lo mejor con los recursos que tenemos. La culpa es algo que los hijos notan, y no queremos criar seres humanos con ella. 

En el viaje conocí también a Vanessa, food blogger y youtuber de Chokolat Pimienta, una venezolana que llegó a México hace seis años y tomó la decisión de dejar su trabajo estable en recursos humanos para dedicarse a su pasión: la cocina. Hoy en día es una de las top bloggers de cocina en México y su blog ya no es un hobby, sino toda una empresa de fotografía, estilismo de comida y producción de videos gastronómicos. Vane es una mujer luchona y muy segura de sí misma. Conocerla en persona fue súper inspirador y más aún conectar con ella con la charla que tuvimos en la cocina-set de su casa en torno a todo eso que nos motiva todos los días. Grabamos juntas un video en el que preparamos una ensalada de quinoa, ¡espérenlo pronto! 

 Con Vanessa de Chokolat Pimienta

Con Vanessa de Chokolat Pimienta

Después de verla a ella me fui al taller Chocochips, donde Julia y sus colaboradoras hacen magia con sus manos. Diseñan colchitas a la medida entre otros productos bellísimos de tela que ellas mismas fabrican, y además ofrecen talleres de costura y otras manualidades. Conocí a Julia por una campaña que organizó en kickstarter.com con el fin de reunir los fondos para el lanzamiento de su primera colección de telas. Esto me enganchó muchísimo con ella porque yo también tengo el mismo sueño de diseñar mis propias telas algún día. Tenía muchísimas ganas de platicar con ella al respecto y me llevé una grata sorpresa con su cálido trato y su apertura. Hablamos sobre nuestra búsqueda y compartimos fotos de lo que estamos haciendo para pintar nuestra propia tela, ella con serigrafía y yo con block printing.   

 Muñeco-cojín de Chocochips para Emma

Muñeco-cojín de Chocochips para Emma

¿La joya que me traje de Vane y Julia? La certeza de que cuando trabajamos y ponemos el corazón en ello, todos los sueños son alcanzables. También la fuerza que tenemos las mujeres para dedicarnos a lo que nos apasiona y convertirlo en una fuente de empleo para nosotras mismas y para otras mujeres. Conocerlas en vivo y a todo color fue algo así como un shot de energía que me inspiró a seguir creando y a creer que todo es posible. Eso, damas y caballeros, es la magia de conectar. 

Y bueno, para terminar los dejo con algunas fotos de este maravilloso viaje. 

 Tenochtitlán

Tenochtitlán

 Catedral Metropolitana

Catedral Metropolitana

 Café Stella en el Mercado del Carmen

Café Stella en el Mercado del Carmen