Pumpkin pancakes!
photo 1
photo 1

El otoño y la época de las calabazas ya está aquí, lo cual me hace sumamente feliz. Así que en este desayuno dominical, en el que casi siempre optamos por los clásicos hotcakes gracias a que tenemos mucho más tiempo para cocinar y permanecer agusto en pijamas, decidí combinar este placer familiar con la reina de esta estación del año: la calabaza.

Quise darle un twist diferente y como tenía unos duraznos que se veían deliciosos en el frutero, quise incluirlos en este plato que no es por nada, pero quedó para chuparse los dedos =) Además de todas las propiedades de las que ya nos provee la calabaza, opté también por sustituir algo de la harina de trigo por harina de avena, para hacerlos aún más nutritivos.

Sin más rollito, aquí les paso la receta de estos deliciosos...

PUMPKIN PANCAKES 

INGREDIENTES SECOS:

3/4 taza de harina de trigo integral

2/4 taza de harina de avena (es muy fácil hacerla: con el vaso de licuadora completamente seco, procesa 2/4 de taza de hojuelas de avena entera hasta que se pulverice y ¡listo! OJO: con hojuelas para cocción rápida esto no funciona)

1/2 cucharadita de sal

1/2 cucharadita de canela

1/2 cucharadita de nuez moscada

1/2 cucharadita de polvo para hornear

1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio

INGREDIENTES HÚMEDOS:

1 taza de puré de calabaza

2 cucharadas de mantequilla o algún aceite vegetal, como de coco, derretido (¡muy importante!)

1 1/4 taza de la leche de tu preferencia (yo usé de almendra)

2 huevos

2 cucharadas de miel de abeja o de azúcar mascabado

1 cucharada de jugo de limón

1 cucharadita de extracto de vainilla

En un bowl combina los ingredientes secos y en otro los húmedos. Una vez que estén listos, incorpora los ingredientes húmedos en el bowl de los secos y mezcla muy bien. Calienta un sartén de teflón a fuego medio-bajo y cuando esté listo, engrasa con un poco de aceite de coco o mantequilla. Coloca un poco de la mezcla en forma de una tortilla pequeña y cuando empieces a notar que se cocina por los costados, voltea para que se cocine por el otro lado. OJO: notarás que esta mezcla es mucho más pesada que la mezcla normal de hotcakes, por lo que no se formarán las típicas burbujas en el centro del hotcake cuando esté listo para voltearse. La forma de saberlo es viendo la orilla del hotcake, pues cuando ya está cocido ésta empieza a tornarse un poco opaca. Si prefieres contar el tiempo, son aproximadamente dos minutos de cocción de cada lado.

Para asar los duraznos, simplemente córtalos en rebanadas delgadas, coloca un poco de aceite de coco o mantequilla en un sartén de teflón y acomoda los duraznos sin encimarlos, para que se asen bien de un lado, y luego voltéalos para que se asen del otro lado.

Yo acompañé los hotcakes con los duraznos asados, almendras fileteadas y miel de abeja. ¡Buen provecho!

photo 5
photo 5
photo 3
photo 3
photo 4
photo 4
photo 1 (1)
photo 1 (1)
photo 2 (1)
photo 2 (1)
photo 2
photo 2