Heidi Swanson es una mujer que admiro y una bomba de creatividad: es fotógrafa, diseñadora gráfica y especialista en cocina natural, ¡súper mega combo! Compré su libro "Super Natural Cooking" hace unos años en una tienda que también admiro, Anthropologie, así que está dentro de los tesoros que heredaré a mi hija y (quizá) ella a mi nieta. De verdad se los digo, aunque no cocinen ninguna de las recetas que comparte Heidi en este libro, sólo con hojearlo y ver las imágenes ya habrá valido la pena su compra. Yo aquí les comparto su receta Espresso Banana Muffins, a la que evidentemente tuve que hacerle un par de cambios por tener a una menor en la casa que no toma café. En su lugar utilicé chispas de chocolate orgánico y Emma quedó muy agradecida. La receta que siempre hago del pan de plátano (mi pan favorito by the way) es la que publiqué hace unos meses aquí mismo, "Pan de plátano inspirador", pero esta es ideal para quienes sí consumen lácteos, porque lleva yogurt en los ingredientes. ¡Simplemente deliciosa!

 

MUFFINS DE PLÁTANO

2 tazas de harina de trigo integral

2 cucharaditas de polvo para hornear

1/2 cucharadita de sal de mar

1 1/4 taza de nueces tostadas y picadas

1/2 taza de chispas de chocolate

6 cucharadas de mantequilla, margarina o aceite vegetal

3/4 taza de azúcar mascabado

2 huevos

2 cucharaditas de extracto de vainilla

1 taza de yogurt natural

1 1/2 taza de plátanos maduros machacados (son aproximadamente tres plátanos, entre más maduros mejor)

 

Precalienta el horno a 190 grados centígrados y engrasa los moldes (o coloca en ellos los papelitos especiales para muffins) que vas a utilizar. Combina en un bowl la harina, el polvo para hornear, la sal, 3/4 de taza de las nueces y las chispas de chocolate.

En otro recipiente bate la mantequilla hasta que esté blanda, agrega el azúcar, los huevos (uno por uno) y bate bien. Vierte la vainilla, el yogurt y el puré de plátano, revuelve y agrega esta mezcla húmeda a los ingredientes secos. Mezcla todo junto para incorporar bien todos los ingredientes pero no revuelvas demasiado.

Coloca la masa en los moldecitos y espolvorea al final con las nueces que te sobraron. Hornea por aproximadamente 25 minutos o hasta que insertes un palillo de madera y salga seco. Saca del horno y deja que se enfríen antes de disfrutarlos.