Hay recetas que no puedo dejar de adorar porque son fáciles y deliciosas al mismo tiempo. La ratatouille es una de ellas. Si la cosa se pone purista, este plato francés debe llevar berenjena, pimiento morrón, cebolla, calabacita, ajo y tomate (no sé si me olvido de alguno) y las típicas hierbas de la cocina francesa como el romero, la albahaca y el orégano. A mí me gusta la libertad a la hora de los sartenes. Así que si hay más de tres vegetales diferentes en mi cocina, prendo el fuego, agrego oliva a un sartén y aviento a los infalibles: ajo y cebolla. Luego pico groseramente y echo lo que haya: si hay berenjena, estamos de suerte, pero si no, brócoli, calabacita, pimiento, zanahoria, apio, tomate, espinaca, en fin, lo que encuentre en el peregrinar por el refri. Y luego las hierbas, si son frescas mejor, pero si no hay a la mano, pues las secas serán mejor que nada. Sal y pimienta y listo. ¿Hay algo más sencillo? Aunque si estamos muy de buenas y con el ánimo de probar un sabor diferente, podemos ponernos elegantes y prender el horno. Los vegetales horneados tienen un sabooooorrrrr que a mí en lo particular me fascina, y además con esta receta te ahorras la picada de los ajos (¡yes!) Entonces, sin más palabrería, aquí está mi versión horneada de un buen ratatouille.

MI RATATOUILLE

1 berenjena (si no tienes, que no cunda el pánico, échale más calabacitas y asunto arreglado)

3 calabacitas o zuchinis grandes o 4 pequeñas

3 pimientos (si es uno de cada color, ¡mejor!)

1 cebolla morada

2 tomates grandes o 3 medianos

1 cabeza de ajo

1 cucharada de azúcar mascabado

aceite de oliva

Perejil y romero fresco picado (o las hierbas que más te gusten)

sal y pimienta

Precalienta el horno a 200 grados. Corta los vegetales en cubos y separa los dientes de ajo pero no los peles. Coloca en una fuente para hornear todos los vegetales, agrega azúcar mascabado, sal y pimienta y mézclalos bien. Rocía aceite de oliva al gusto, espolvorea encima las hierbas y llévalo al horno. Deja que los vegetales se cocinen pero que queden firmes, volteando una o dos veces en el proceso para que se doren parejo. En total (depende de cada horno) vas a dejarlos unos 30 minutos aproximadamente. Pero no te olvides de ellos, cuida que queden muy firmes. Puedes tener en la mesa más hierbas, ajo picadito y limón para acompañar.

LOS INGREDIENTES:

ASÍ SE VE CRUDO:

Y ASÍ SE VE HORNEADO: