Join & Stitch: Taller de mandiles en Monterrey

Join & Stitch: Taller de mandiles en Monterrey
photo (1)
photo (1)

Brindar un taller donde varias mujeres se reúnen para aprender a coser puede ser una cosa, pero tener la oportunidad de conocer nueve personalidades diferentes con el común denominador de la creatividad es otra no sólo distinta, sino también más enriquecedora.

Esa suerte tuve el domingo pasado en casa de mi mana Sandra, de Punto Equilibrio, a quien le agradezco en el alma que me haya prestado su estudio de yoga para el Join & Stitch de mandiles. La mañana empezó muy temprano para mí acomodando extensiones, mesas y sillas, mesa de galletitas y agua y todo el material necesario para un día intenso de crafting. Mi corazón latía fuerte de la emoción porque era la primera vez que impartía un taller de mandiles, porque vería de nuevo a chavas que ya han tomado algún taller conmigo en el pasado y porque conocería a otras nuevas.

Poco a poco fueron llegando las nueve, cargadas hasta el molcajete con su máquina de coser, algunas con burro de planchar y plancha, telas, costureros y una sonrisa de oreja a oreja que nos hizo conectar a todas desde el principio. Empezamos a presentarnos, a acomodar cada una de las máquinas, a escoger las telas que más les gustaban y por fin, a dar inicio a este taller completamente nuevo.

Ya son cerca de diez Join & Stitch que he impartido en un año y en todos me quedo con la misma satisfacción: la de convivir con mujeres que comparten conmigo una pasión, pero sobre todo que enriquecen mi vida con su forma de ser, sus carcajadas y su amistad. Alejandrina es mi amiga desde hace un año que la conocí en un taller en Tijuana y este domingo me impactó su capacidad de concentración y avance con la máquina de coser. A Dalia la conocí en un viaje de aniversario que hizo a San Diego con su marido y quedé maravillada con su amabilidad y buena disposición para todo. Diana es una chava tierna y dulce, con una determinación impresionante para aprender. A Keila la conocí apenas ese día y me encantó su sentido del humor y su creatividad sin límites, y de su hermana Kenia me llevo su tranquilidad y paciencia para hacer las cosas. Las dos forman parte del equipo de Yellow Hellow y me emocionó muchísimo que hayan formado parte de este taller.

Mi tocaya Marce me deja siempre con el ojo cuadrado con su impecable forma de trabajar, con un orden y una paciencia que de verdad le admiro muchísimo. Morys es una mujer simpatiquísima, relajada y en extremo amable. De Luisa me encanta que se ve que disfruta las cosas al 100% y desde el primer taller, hace un año, no ha dejado a la máquina en paz. Y Ale Gría es un pan bajado del cielo, una chava transparente y con un corazón enorme.

A todas, de corazón les agradezco que hayan formado parte de esta historia y de este proyecto del que cada día me enamoro más. Gracias porque hacen posible este sueño de enseñar un pedacito de lo que amo hacer y espero de verdad que este sea sólo el inicio de una relación duradera con su capacidad de crear. Un abrazo fuerte a cada una de ustedes.

tallermandiles18
tallermandiles18
tallermandiles17
tallermandiles17
tallermandiles16
tallermandiles16
tallermandiles15
tallermandiles15
tallermandiles14
tallermandiles14
tallermandiles13
tallermandiles13
tallermandiles12
tallermandiles12
tallermandiles11
tallermandiles11
tallermandiles10
tallermandiles10
tallermandiles9
tallermandiles9
tallermandiles8
tallermandiles8
tallermandiles7
tallermandiles7
tallermandiles5
tallermandiles5
tallermandiles4
tallermandiles4
tallermandiles3
tallermandiles3
tallermandiles2
tallermandiles2
tallermandiles1
tallermandiles1