HABLEMOS DE VIAJAR LIGERO

Hacer la maleta familiar es una cosa, y hacer la maleta para mí sola es otra muy diferente. Tengo tiempo dejándome influenciar por algunos minimalistas y soñaba con preparar una maleta con lo estrictamente indispensable. Ya saben, dejar en casa los pañales, la ropa "por si acaso" de los niños y los cientos de juguetes.

Gracias a un viaje a la playa yo sola con dos amigas queridísimas, Sandra y Sisy, ayer viví la emoción de empacar minimalísticamente. Ajá, porque soy de esas ñoñas a las que este tipo de cosas la emocionan. Quizá pude haber dejado un par de cosas más, pero este fue mi mejor esfuerzo y aquí se los comparto.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Llevo sólo una maleta chica que tuve que documentar sólo porque llevo líquidos, porque yo me la hubiera llevado gustosa arriba de mi asiento y así ahorrarme las filas. Además llevo mi bolsa Natalia (¡aún quedan algunas disponibles!) y un sombrero.

En la maleta llevo tres shorts, cinco blusas, una pijama, un traje de baño con su batita, el cargador de mi cámara, el cargador del teléfono, un par de sandalias, un mouse para el cabello enorme que no puede vaciarse en un recipiente más pequeño, un sacaleches manual y mi cosmetiquera. ¡Ah! y por supuesto ropa interior, pero a esa me dió pena tomarle foto jajaja.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Dentro de mi cosmetiquera llevo protegido en una bolsita de plástico el champú, acondicionador, pasta de dientes, crema y aceite de coco. Además llevo desodorante, peine, bloqueador y cepillo de dientes. De maquillaje llevo corrector, makeup, rubor, polvo, dos delineadores, rímel, pinza para las cejas y un par de brochas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Y por último, en mi bolsa de mano llevo mi cartera, una revista, un abanico, un labial, unos lentes, una pluma y mi almohadita para el avión.

image
image

Y también llevo mi cámara, una Olympus PEN E-PL7, con la que tomé todas las fotitos anteriores.

image
image

¡Ah! Y otra cosa que se me olvidaba, llevo mi celular desde el que escribí este post. Viajar ligero no sólo cuando sales de casa sino en tu vida diaria tiene muchos beneficios, pero los que más me gustan son la libertad y el tiempo que te queda disponible para las cosas que realmente importan y agregan valor a tu vida.

image
image