CREMA DE ZANAHORIA

De mis cosas favoritas en esta temporada, sin duda son las sopas, cremas y caldos. Son como mágicos porque con su sabor te reaniman y con su calorcito te reconfortan. Y la de zanahoria es de las más sencillas de hacer porque requiere de poquísimos ingredientes. Lo que realmente le da el delicioso sabor es lo que decidas usar para condimentarla. Aquí les voy con mi versión. Si no tienen alguno de los ingredientes no se desanimen, háganla con lo que tengan a la mano, el chiste es experimentar =)

CREMA DE ZANAHORIA 

1/2 cebolla amarilla en tiras

2 bolsas de zanahorias cortadas en trozos

1 c. de jengibre fresco rayado

1 c. de cúrcuma en polvo

1/2 c. de comino en polvo

1 C. de aceite de coco

sal de mar al gusto

crema, o leche de vaca o vegetal al gusto

pimienta cayena y semillas de girasol para presentar

Calienta en una cacerola el aceite de coco y acitrona unos minutos la cebolla. Cuando esté transparente agrega la zanahoria, el jengibre, la cúrcuma y el comino. Saltea unos minutos para que se incorporen todos los sabores. ¡Tu cocina olerá delicioso! Agrega algún medio líquido para cocer la zanahoria: agua, caldo de pollo o de vegetales. Cuando la zanahoria esté suave licúa todo con sal al gusto. Regresa la mezcla a la cacerola y agrega la crema o leche hasta que tu sopa tenga la consistencia que te gusta. Deja que hierva por un par de minutos y ¡listo! A mí se me ocurrió presentarla con una pizca de pimienta cayena y semillas de girasol, pero puede ser con las semillas que tengas a la mano.

¡Buen provecho!