Conectar...
11244924_940826109311582_128566322581350241_n
11244924_940826109311582_128566322581350241_n

Hace casi seis años, cuando me compré mi primera máquina de coser, nunca imaginé a dónde me llevarían esas primeras puntadas que nerviosa le imprimí a un trozo de tela como para probar. 

Me gusta pensar que cada encuentro que te ocurre en la vida es el producto de una cadena de sucesos que, si no estaban ya predestinados, al menos creo que fueron fuerzas que te llamaron a tomar tal o cual rumbo cuando el camino se bifurcaba.

Y el encuentro que tuve con Paty fue así. Me compré una máquina, empecé a coser, me gustó, seguí cosiendo, abrí un blog para mostrar mi trabajo, me gustó contar con una plataforma para escribir lo que me gusta, escribí, abrí una página de facebook para promocionar mi blog, me mudé a Tecate y compartí mi historia, Paty me leyó y me escribió para decirme que ella era una tecatense viviendo en Monterrey, la ciudad que yo acababa de dejar. Y desde entonces nos escribimos porque descubrimos que tenemos muchas cosas en común, hasta que un día nos vimos en Tecate para tomar un café.

Conectar. Es de las cosas que más le agradezco a My Pumpkin: recordar que no hay fronteras ni límites cuando se trata de descubrir nuestras coincidencias. Por eso agradezco a cada una que me escribe para contarme que mis palabras resonaron en ella de alguna manera, porque me gusta celebrar esa conexión siempre que haya oportunidad.