Cojines "Dream" (VENDIDOS)

Colocó la cabeza en la almohada y ahí empezó el sueño. En él también dormía. Al fondo escuchaba una canción que de tan lejana no alcanzó más que a imaginar que era de Priscilla Ahn y en la boca tenía el sabor amargo de la despedida de ayer. El perfume de la tierra mojada filtrándose por la ventana la animó a levantarse después de casi trece horas de dejarse abrazar por las sábanas. "A lo mejor es momento", pensó. Salió por la puerta de atrás y agradeció la sensación del césped húmedo en sus pies desnudos. Como si supiera el camino de memoria, se adentró en el denso bosque oloroso a lluvia, romero y resina que sin tropiezo cumple con su tarea de fluir. Justo así habría descrito su paso quien la hubiera visto: seguro y firme, sereno y tranquilo, como el de la mariposa monarca al sur, el del recién nacido al pecho materno o el del sol al horizonte. Por su cabeza desfilaban los días de ánimo y desánimo, los anhelos, las lágrimas y carcajadas, los instantes de temor y de confianza, las lunas, las palabras y las incertidumbres, de las que ya no quedaba ninguna. Y así como llegaban los dejaba ir, hasta que poco a poco el cielo quedó despejado.

Luego de andar un rato llegó a un claro donde lo encontró. Una sonrisa de satisfacción le encendió los ojos y la emoción en el vientre la empujó a acercarse. Entonces se sentó, se impulsó con los pies aún descalzos hasta que consiguió mecerse. Inició con timidez, continuó con más determinación y al final le faltó poco para rozar el verdísimo follaje que la arropaba en aquel momento en que se sentía lista para volar. El vaivén le alborotaba los mechones negros hacia enfrente y luego hacia atrás en una espléndida danza, la que se sentía lista para bailar. El viento ligero abrió una cortina de nube para darle paso al rayo luminoso que bañó de ocre sus párpados cerrados, confiados, abandonados al arrullo del rítmico balanceo. "Sé que es momento", pensó. Y en el último ascenso, despertó.

"¿De qué está hecha esta almohada?", preguntó.

"De los más profundos deseos", le contestaron.

 

DOS COJINES "DREAM"

100% algodón

16x16 pulgadas

ziper posterior

SUBASTA CERRADA. COJINES VENDIDOS A ELIA DUARTE.