BOLSAS SABINA

Los sueños, más allá del glamour, las leyes universales de atracción o los perfiles de Instagram en los que imaginamos vidas sin tribulación alguna, se consiguen con trabajo. Fortaleciendo el brazo por amasar a diario, encalleciendo los dedos con el rasgueo constante de una guitarra o dibujando ojeras bajo la mirada con los desvelos frente a una página en blanco en la pantalla. No importa el tema, el común denominador siempre es el mismo: tomar las riendas de ese caballo desbocado que es la tarea cotidiana que nos conectará con la vida que queremos vivir.

Hace unos días acompañé a David a tomarle unas fotos a Sabina Bandera, famosa en Baja California y en todo el país por su maestría en el manejo de los mariscos, sus deliciosos ceviches de erizo, pulpo o callo y la cálida atención que ha brindado por años a sus clientes en una carreta llamada “La Guerrerense” en el corazón turístico de Ensenada. Sabina, de sonrisa pegajosa y cabello grisáceo, es una mujer que al migrar en sus veintes de Guerrero a esta península aprendió rápidamente de sus suegros el arte de la cocina.

Con un mezcal que nos invitó en su nuevo restaurante, frente a su carreta, nos contó que al principio cocinaban birria pero que poco a poco fue aprendiendo algunas recetas con mariscos y ese mundo marino fue el que la atrapó y el que la ha hecho ganar concursos gastronómicos a nivel internacional y aparecer en programas de televisión y blogs de todo el mundo. Entre traguito y traguito nos compartió la próxima apertura de La Guerrerense en CDMX y el año que entra en Nueva York.   

Pero aún hoy, después de casi medio siglo al frente de su cocina y con planes a lo grande en el futuro, Sabina sigue siendo quien recibe a su proveedor de alimentos del mar en las mañanas para asegurarse de su frescura, sigue cultivando los chiles de sus famosas salsas y sigue sirviendo tostadas de ceviche a los comensales que la visitan todos los días. “Yo no sé hablar en público, yo sé cocinar y mi comida es la que habla por mí”, dice la reina del marisco en Baja. 

Y esa pasión, pienso yo, es la que viene después de haber invertido horas y horas de trabajo. Un trabajo que a algunos puede parecerles arduo pero que, al final del día, la gente que hace lo que ama termina viéndolo como una bendición. Las redes sociales y la conexión inmediata a las vidas (editadas, por cierto) de la gente en todo el mundo nos lleva a veces a pensar que las cosas se dan de un día para otro o sin ningún esfuerzo. Y, aunque en lo personal no creo en los conceptos de sufrimiento o sacrificio relacionados con el trabajo, sí creo que es preciso dedicarle a nuestros sueños el tiempo de cocción lenta que a veces no estamos dispuestos a brindar.

Desarrollar nuestros talentos en algo que amemos de forma honesta y no en aquello que alguien nos dijo que deberíamos hacer es el primer paso para conseguirlo, pero el segundo es meternos a la cocina a diario, tomar esos cursos de ventas, entrenar todos los días, practicar a sol y a sombra, embarrarnos las uñas de tierra, tinta o pegamento y, por sobre todas las cosas, intentarlo una y otra vez después de cada fracaso.   

Y regresando a las cuestiones energéticas que mencioné al principio, por su puesto que creo firmemente en que somos uno con el universo y que cuando soñamos algo todo se confabula a nuestro alrededor para conseguirlo. Creo en la máxima: “Lo que crees es lo que creas”, pero también en otra más popular e igualmente cargada de sabiduría: “A Dios rogando y al mazo dando”. Conocer a personas como Sabina me recuerda que todas aquellas con las que me he topado en el camino a quienes veo realizadas en su sueño coinciden en que tuvieron fe en su proyecto, pero también en que se levantaron temprano todos los días para darle a la chamba de caminar hacia eso que anhelaban.  

Una vez escuché en algún podcast que el mejor consejo que había recibido un escritor era una frase muy sencilla: “Siéntate en la silla”. En la mente todo puede sonar muy bello, pero no es hasta que te sientas y arrastras el lápiz que la magia empieza a revelarse ante tus ojos.

PARA VER TODOS LOS DETALLES DE LAS BOLSAS "SABINA" TE INVITO A PASAR A NUESTRA TIENDA VIRTUAL

untitled-20171008-27-RS.jpg
untitled-20171008-23-RS.jpg
untitled-20171008-24-RS.jpg
untitled-20171008-9-RS.jpg
untitled-20171015-37-RS.jpg
untitled-20171015-38-RS.jpg
untitled-20171015-39-RS.jpg
untitled-20171015-43-RS.jpg
untitled-20171015-57-RS.jpg