BOLSAS ACOLCHADAS "MARÍA"

Un día soñó que se convertía en árbol, María. Sus robustas ramas acunaban los nidos de pequeñas aves adormiladas y madres que las alimentan con el fruto de la jornada. Y las piernas, esas que siempre le parecieron delgadas, le servían ahora de un tronco fuerte para anclarse al suelo que la sostenía orgullosa y mirando siempre al sol. Se quedaba seca en invierno, María, melancólica de sus brazos espesos de hojas verdes y amarillas, las que en primavera celebraba con vaivenes al ritmo del viento para darles la bienvenida.

Cuando caía la noche parecía cerrar sus ojos y poner en pausa el torrente de su savia, como celosa del absoluto silencio para ver si lograba escuchar el murmullo que las estrellas venían a contarle… ojalá que esta vez sobre su antigua vida de humana. ¿Cómo llegué hasta aquí?, les preguntaba. ¿Cuánto tiempo me falta para regresar? Pero los astros no tenían el ánimo de responder y se contentaban con soplar rayos de luz que cosquilleaban entre el follaje pardo por la oscuridad.

No era que le molestara su nuevo arraigo a la tierra, pero sí le incomodaba no entender bien la situación o no saber qué esperar de ella. Incluso llegó a disfrutar las caricias de los chiquillos que durante el día le prodigaban a su corteza, acartonada por el paso del tiempo, uno que ella no alcanzaba aún a recordar. Agradecía la visita de los enamorados que bajo su sombra se acurrucaban por las tardes del otoño oloroso a canela y se prometían fidelidad eterna, de las abuelas que tejían ríos de lana color turquesa para los bebés que venían en camino o los poetas que seducían a las musas con abrazos endecasílabos.

Si lo pensaba bien, se gustaba árbol, María. Y en ese minúsculo instante se descubrió dichosa y decidió no cuestionarse más. Curiosamente, fue cuando le llegaron las respuestas. ¿Has dejado de resistirte, María? Entonces estás lista para volver, le dijeron las mismas estrellas que antes parecían no mostrarle el camino que ella esperaba. Despertó de nuevo en su cama, en su cuerpo de antes y sus mismas rutinas, que ahora brillaban de coloreadas con tonos más intensos. Saboreó la primera bocanada de aire de ese jueves por la mañana y se levantó con la convicción de abrazarse a sí misma y a cada minuto de su existencia.

Antes de salir echó un vistazo por la ventana y se encontró con el árbol de siempre frente a su casa. El que le recordó que los días de frío duelen para que busquemos el calor de un abrazo y nos volvamos un poco más humanos. El maestro en el arte de soltar en noviembre lo que ya no nos hace crecer. El más libre de todos los seres porque aunque no tenga alas, las raíces le sirven para doblegarse y no romperse ante el vendaval.

my-pumpkin-bolsas-maria-4
my-pumpkin-bolsas-maria-4

BOLSAS ACOLCHADAS "MARÍA"

100% algodón acolchado 15 pulgadas de alto 17 pulgadas de ancho una bolsita exterior tres bolsitas interioresziper exterior

$1,680 + $160 pesos de envío en México, EU y Canadá

my-pumpkin-bolsas-acolchadas-maria-23
my-pumpkin-bolsas-acolchadas-maria-23

MARÍA TURQUESA (AGOTADAS): 

my-pumpkin-bolsas-acolchadas-maria-15
my-pumpkin-bolsas-acolchadas-maria-15
my-pumpkin-bolsas-acolchadas-maria-17
my-pumpkin-bolsas-acolchadas-maria-17
my-pumpkin-bolsas-acolchadas-maria-18
my-pumpkin-bolsas-acolchadas-maria-18

MARÍA SALMÓN (AGOTADAS): 

my-pumpkin-bolsas-acolchadas-maria-19
my-pumpkin-bolsas-acolchadas-maria-19
my-pumpkin-bolsas-acolchadas-maria-13
my-pumpkin-bolsas-acolchadas-maria-13
my-pumpkin-bolsas-acolchadas-maria-14
my-pumpkin-bolsas-acolchadas-maria-14

MARÍA FLORES (AGOTADAS): 

my-pumpkin-bolsas-acolchadas-maria-20
my-pumpkin-bolsas-acolchadas-maria-20
my-pumpkin-bolsas-acolchadas-maria-10
my-pumpkin-bolsas-acolchadas-maria-10
my-pumpkin-bolsas-acolchadas-maria-9
my-pumpkin-bolsas-acolchadas-maria-9

MARÍA PAVORREAL (AGOTADAS): 

my-pumpkin-bolsas-acolchadas-maria-21
my-pumpkin-bolsas-acolchadas-maria-21
my-pumpkin-bolsas-acolchadas-maria-7
my-pumpkin-bolsas-acolchadas-maria-7
my-pumpkin-bolsas-acolchadas-maria-6
my-pumpkin-bolsas-acolchadas-maria-6

MARÍA BEIGE (DISPONIBLE):

my-pumpkin-bolsas-acolchadas-maria-22
my-pumpkin-bolsas-acolchadas-maria-22
my-pumpkin-bolsas-acolchadas-maria-2
my-pumpkin-bolsas-acolchadas-maria-2
my-pumpkin-bolsas-acolchadas-maria-3
my-pumpkin-bolsas-acolchadas-maria-3