Todos tenemos una historia que contar. Puede que al soltarla, uno crea que está dejando ir algo de sí mismo, pero lo extraordinario de contar una historia, es que lo que regresa siempre es más. Siempre habrá alguien que al escuchar (o leer) un relato se encuentre justamente ahí, en el corazón de la crónica, porque algo similar vivió en el pasado (o desea vivir o no haber vivido), porque la anécdota le remueve algo en la memoria… porque muy en el fondo, el alma reconoce que hay un punto en el que todos estamos conectados, en el que ningún pensamiento es inédito porque no es más que un caramelo que se escapó de la surtida colación que es la conciencia. Me gusta pensar en las historias que novelistas, maestros, niñas de cinco años, abuelas, verduleros, cantantes o blogueros narran a quien los escuche (o lea) como las conexiones entre las neuronas. Siempre habrá una de ellas que te enganche con el otro, y cuando eso ocurre, la sinapsis tiene el mágico poder de enderezar cualquier ánimo caído. Por eso creo que hay libros que no te sueltan, canciones que te hinchan las venas o taxistas que hacen de los quince minutos del viaje el tesoro de una jornada. Porque no hay gozo más grande en esta vida que reconocer aquello que nos vincula.

Todos tenemos una historia que contar. ¿Cuál es la tuya?

 

Si te interesa comprar esta bolsa, envía tu historia a mypumpkin2010@hotmail.com a más tardar el 25 DE SEPTIEMBRE DEL 2012 (máximo una cuartilla). Todas las historias serán publicadas en este blog, y la que reúna más comentarios en dos días ganará el derecho a comprar la bolsa "My Own Story". 

 

BOLSA "MY OWN STORY"

100% algodón acolchado

12.5 pulgadas de ancho y 10.5 pulgadas de alto

4 bolsas exteriores: dos laterales, una frontal y una posterior

correas de 18.5 pulgadas

BOLSA VENDIDA. EL GANADOR DE ESTE CONCURSO FUE ERRE CAVAZOS.