Bolsa "Belief" (en rosa y b&n) (VENDIDAS)

Durante muchos años, de forma inconsciente, culpé a Dios y a la vida por haber perdido a mi mamá a los 14 años. Puedo confesar ahora que incluso la culpé a ella por haber enfermado y haberse ido. Me tomó algo de tiempo, terapias, consejos, libros y lágrimas entender que no había sido así y perdonar. Dejar a un lado una postura arrogante y aferrada a que la razón está de nuestra parte y aprender a soltar esa creencia que nos carcome por dentro es, creo yo, de las tareas más titánicas del ser humano. Pero ES una tarea. Podemos hacerla hoy o postergarla, pero siempre llegará el momento en que la vida nos pida el cuaderno donde nos la encargó. Yo creía que mi mamá me había fallado, creía que Dios era injusto, creía que la enfermedad era la enemiga… y no se puede vivir en paz hasta que, como un niño que deja en el piso algo que le parece muy pesado, soltamos esa carga que nos impide seguir avanzando. Considero que es precisamente esa creencia enraizada en la profundidad de la memoria la que no nos permite darle paso al perdón. ¿Te invito a hacer un rápido ejercicio? Ármate de valor y piensa en esa persona a quien no puedes perdonar (puede ser un amigo, un familiar, un hijo, un vecino, un hijo de vecino, el Presidente, Dios, la cajera del banco o incluso tu padre o tu madre… o tú mismo). Ahora contesta la siguiente pregunta con lo primero que se te venga a la mente: ¿Por qué no puedes perdonarlo(a) o perdonarte?

Probablemente, en algún punto de tu respuesta incluiste aquello que esa persona "te hizo" o "le hizo" a alguien que amas. Ahí, en el corazón de eso que "te hicieron" o que "hiciste", está la creencia a la que muchas veces nos aferramos. Podemos pensar que mi papá fue muy estricto conmigo, que mi mejor amiga me traicionó, que no cumplí lo que prometí, que mi novio me puso el cuerno, que un niño mordió a mi hijo, que los vecinos no me dejan dormir con el ruido los fines de semana, que ocasioné un accidente por manejar alcoholizada, que los políticos tienen hundido al país, que mi hermano habla mal de mí a mis espaldas, que no eduqué bien a mi hijo y un infinito etcétera. Ninguno de estos pensamientos es el problema. La verdadera piedra en el zapato es la creencia que subyace en cada uno de ellos. CREO que para mi padre no fui suficiente, CREO que soy una mentirosa, CREO que no soy digno de amor, fidelidad o respeto, CREO que los demás quieren molestarme, CREO que el ser humano se contamina con el poder, CREO que la gente deshonesta merece el infierno, CREO que soy una mala madre, CREO que en algún punto Dios me abandonó. Y como decía una maestra: preferimos tener razón a ser felices.

¿Que si qué nos cuesta soltar éstas y otras creencias? Nos cuesta el orgullo de tener la razón, aunque con la razón no se gane nada más que tal orgullo. ¿Qué pasaría si creyéramos algo diferente? Se me ocurren unas cuantas creencias un poco más útiles que las del párrafo anterior: La vida me da siempre lo que necesito. Soy una persona hermosa por dentro y por fuera. Me amo, amo a los demás y los demás me aman. Soy merecedor de la abundancia y la felicidad. En todo momento hago lo mejor con las capacidades que tengo. En todo momento el otro hace lo mejor con las capacidades que tiene. Y aquí viene la reina, por la que antes entrecomillé el "te hizo": Creo que el otro, al igual que yo, es inocente.

Ninguno de nosotros tiene el derecho de juzgar y aventar la primera piedra a esa prostituta, porque todos hemos estado ahí, en el banco de los acusados. ¿Así que vamos a vernos como culpables o como inocentes? Podemos parecer muy diferentes por fuera, pero por dentro somos exactamente lo mismo: personas sedientas de amor y perdón. Empecemos amándonos y perdonándonos a nosotros mismos, que lo demás viene solito. Al menos eso creo yo.

 

BOLSA BELIEF

exterior y forro de loneta

15 pulgadas de ancho por 19 pulgadas de alto

5 pulgadas de profundidad

22 pulgadas en las correas

1 bolsa exterior

SUBASTA CERRADA. BOLSA BELIEF ROSA VENDIDA A DORA FRANCO Y BOLSA BELIEF B&N VENDIDA A MICH RAMOS.

 

BOLSA "BELIEF" ROSA

 

BOLSA "BELIEF" B&N