Lo que hemos vivido en los años que tengamos en este plano es el tesoro que guarda nuestra sabiduría interior. Cada experiencia, cada caída y cada triunfo nos habla de quiénes somos y a qué hemos venido a este mundo. Esto es algo de lo que me he dado cuenta escribiendo.

Fui una niña introvertida, con una mamá enferma de cáncer que murió en mi adolescencia y con un saco enorme de dudas sobre la vida y la muerte que quise responderme a través de libros, cursos, terapias y maestros a lo largo de mi vida.

La escritura es algo que me ha acompañado siempre y cada palabra que cuento en mis historias me ha llevado de la mano hasta mi propio mundo interior. Empecé a compartir ese mundo hace diez años a través de un blog y el conectar con personas que me han dicho que he puesto palabras a lo que ellas mismas sienten es lo que me ha llevado a descubrir mi llamado.

Aquí encontrarás textos de búsqueda y descubrimiento, de dudas y certidumbres, de nostalgia y serenidad, con la intención de que contactes con tu propia historia y encuentres esas respuestas que estás buscando. No creo en las verdades absolutas, creo que contar la mía puede darte luz para descubrir la tuya.

A través de palabras e ilustraciones te cuento mi historia para que te animes a revalorar la que tú has vivido.